ADA

All Day Awareness

EddydpylEduardo del Palacio Lirola
Ilustración de una espiral

Hace más de un milenio que los monjes budistas la practican y ha sido tan solo recientemente que en occidente la hemos descubierto. Los primeros la entienden tan solo como una extensión de su mucho más compleja meditación. Para nosotros, los soñadores lúcidos de occidente, es una consecuencia lógica del funcionamiento de la técnica conocida como DILD: Si aumentar la frecuencia con la que nos cuestionamos si soñamos incrementa las posibilidades de soñar lúcido, es sensato proponer que, de prestar atención constantemente a lo largo del día, el sueño lúcido debe de estar prácticamente asegurado.

La atención constante a lo largo del día (ADA) en su forma original es un ejercicio extenuante y complicado, que sin embargo va a ser lo primero que explique, para que pueda observarse la evolución de la técnica y porque es posible que haya a quien le funcione mejor que su versión simplificada.

El autor propone prestar atención a las cosas más sutiles que normalmente damos por sentado, como pueden ser nuestra respiración, la sensación de la ropa sobre nuestra piel, o el constante parpadeo 1 . Tal y como él lo ilustra, ahora mismo es posible que estés frente a un ordenador. ¿Te habías fijado en cómo realizas movimientos con tus manos y dedos, sin necesidad alguna de tener que pensar en cómo o para qué, ya sea para escribir una palabra o clicar un link? ¿Qué sonidos has escuchado mientras leías esta última frase? ¿A qué huele? ¿Qué me dices de las sombras que proyectan los objetos que te rodean? ¿Y de tus pulmones? ¿Has notado cómo se expanden y desinflan cada pocos segundos, moviendo tu pecho?

De forma similar a como adquiriríamos consciencia de nosotros mismos, la diferencia está en que con este método debes de prestar atención a sensaciones físicas. Dirigir tu mirada hacia el exterior, en lugar de hacia el interior. En el ejemplo que hemos puesto, se ilustran tan solo algunos de los millones de pequeños detalles que solemos pasar por alto. Debes de intentar ser consciente de todo aquello que te rodea, lo que es literalmente imposible, pero aquí la palabra clave es "intentar".

Al principio tendrás de obligarte a prestar más atención, pero, conforme practiques, se convertirá en algo natural para ti. O por lo menos es lo que asegura el autor original. Nada más comenzar con esta técnica, el esfuerzo requerido puede ser excesivo. Por ello y para empezar, es recomendable escoger momentos a lo largo del día en los que no vayas a ser molestado e intentar prestar atención a todo lo que te rodea y a todas tus sensaciones físicas. Cuando te empieces a sentir cómodo con la práctica, ve ampliando la duración de estos momentos e incluye alguna otra actividad que realizar mientras te concentras (ten en cuenta que el objetivo final es estar así de atento a todo mientras sigues adelante con tu vida como normalmente).

Imposible, ¿cierto? Tenemos una capacidad limitada de concentración y atención, tan solo podemos estar atentos a un número cosas al mismo tiempo y únicamente somos capaces de mantener algo en mente durante tanto tiempo. Si dedicas todos tus recursos mentales a ser consciente de lo más insignificante, no te quedarán para dedicarlos a tareas más importantes que de verdad requieren de tu atención, como pueden ser conducir o estudiar.

Una mejora propuesta es prestar atención en cuanto a si algún aspecto parece de ensueño. De este modo no solo entrenas tu mente para que se fije en todo, sino que además realizas comprobaciones de la realidad constantemente. Si ya has tenido unos pocos de sueños lúcidos, te habrás dado cuenta de que hay cosas que no se sienten igual que cuando despierto. La forma de percibir es... distinta, a falta de un mejor calificativo. Si ya conoces esta sensación, puedes incorporarla a la técnica como acabo de explicar y tal vez relajarte un poco en lo referente a la cantidad de información que tratas de absorber al mismo tiempo.

Aun así, la técnica ADA sigue siendo prohibitivamente exigente. A pesar de la recompensa que supone - comprobada por los pocos lo suficientemente comprometidos como para seguir las indicaciones al pie de la letra - es poco realista esperar que la mayoría sea capaz de sacarlo adelante. Para nosotros los débiles, existe la ADA orientada a un solo objeto.

Vamos a prestar atención a una sola cosa en todo momento, lo que sigue siendo difícil, pero no imposible. Preferiblemente nos concentraremos en algo que se comporte de forma muy diferente en el sueño a como lo hace en la realidad, para así darnos cuenta de que soñamos con mayor facilidad. La elección debe de ser personal y estar basada en la experiencia propia, aunque algunos soñadores lúcidos coinciden en los siguientes fenómenos:

  • La gravedad, es decir, la sensación del peso de distintos objetos, incluido tu cuerpo, suele sentirse diferente.
  • En sueños, es como si no llevases ropa.
  • La temperatura no es algo que normalmente se registre en sueños.
  • Apenas hay sonidos ambientales.
  • La sensación de respirar (movimiento del pecho, aire atravesando la tráquea) no se suele recrear.

Presta atención cuando sueñes a esta clase de cosas y registra lo que descubras en tu diario. Cuando encuentres un comportamiento consistente, comienza a concentrarte tan solo en eso, todo el día y toda la noche, buscando la diferencia que te indique que sueñas.