CAT

Cycle Adjustment Technique

EddydpylEduardo del Palacio Lirola
Ilustración de un gato durmiendo

La técnica del reajuste del ciclo del sueño (CAT) busca alterar tu ciclo del sueño con el objetivo de ayudarte a ganar una mayor consciencia durante las últimas fases de sueño REM de la noche. Ideada por Daniel Love, un experto soñador lúcido, autor del excelente libro Are You Dreaming? Exploring Lucid Dreams: A Comprehensive Guide, la técnica CAT no es extremadamente popular. Las razones las podemos encontrar en que perderás horas de sueño, sobre todo durante la primera semana de práctica, además de ser un método que requiere de una gran dedicación, de forma prolongada. Aun así, si de verdad quieres tener sueños lúcidos, es una gran ayuda.

El éxito de esta técnica depende casi enteramente de que tengas unas horas para despertare y acostarte bien definidas, de modo que siempre duermas una cantidad fija de tiempo en un mismo periodo del día. Funciona a base de alterar la bioquímica del cuerpo, sin necesidad alguna de visualizaciones, autosugestión, u otros trucos mentales que algunos pueden encontrar extremadamente difíciles o tediosos. ¿El coste? Perderás una media de cinco horas de sueño semanales, pasada la primera semana, en la que dormirás diez horas menos de lo habitual.

Se divide en dos fases: el reajuste y el mantenimiento. La primera tiene una duración de una semana, mientras que la segunda durará hasta que decidas abandonar el método CAT o hasta que consideres necesario repetir la primera fase para "refrescar" la técnica.

El reajuste tiene como objetivo desarrollar una respuesta consistente en un incremento de la consciencia, horas antes del momento de despertar, cuando normalmente se produciría. Durante una semana, todos los días, programarás una alarma para despertarte noventa minutos antes de lo normal (recordemos que ya debes de tener una rutina de sueño bien definida). Cuando despiertes, deberás de levantarte y hacer lo que te apetezca menos volver a acostarte, mientras que realizas tests de realidad cada cinco o diez minutos. Una vez pasada la hora y media, continúa con tu día como si acabaras de despertar en ese mismo instante. No tendrás sueños lúcidos en esta fase.

Como habrás observado, estamos desarrollando el hábito de realizar tests de realidad en un periodo concreto del día y ajustando el momento en el que tu cuerpo se prepara para despertar, de modo que nuestra consciencia se active durante el último ciclo del sueño de la noche, en aquellas noches en las que durmamos tanto como solíamos.

El mantenimiento continúa desarrollando este hábito y crea un pequeño efecto rebote del sueño REM - la falta de sueño REM de calidad en una noche se suele recuperar en la siguiente. Es un proceso sin terminación alguna, a no ser que tú mismo lo decidas dar por acabado, que provoca consistentemente entre tres y cuatro sueños lúcidos semanales, dependiendo de si la semana es par o impar. Vas a continuar haciendo lo que en la fase anterior, pero alternarás noches de poco sueño con noches de sueño normal, en las que no programarás el despertador para que te despierte antes de lo habitual, y será en estas últimas en las que soñarás lúcido con frecuencia, gracias al hábito que tu cuerpo ha adquirido.

En las noches en las que duermas tanto como solías, cuando tu cuerpo decida que ha llegado la hora de despertar y comience los procesos químicos apropiados, no habrá un despertador que termine de sacarte de tu trance. Por lo que, si resulta que estás soñando, cobrarás mayor consciencia en el sueño y con suerte tendrás un sueño lúcido de gran duración y claridad. Otra posibilidad es que despiertes por completo de forma natural, aún con hora y media de sueño por delante, situación que puedes aprovechar para intentar una WILD.

Esta es una técnica muy sacrificada que pocos pueden o deberían permitirse. La mayoría de nosotros ya estamos lo suficientemente privados de sueño y nuestra salud nos agradecerá recurrir a otros métodos menos perjudiciales.