SSILD

Senses Induced Lucid Dream

EddydpylEduardo del Palacio Lirola
Ilustración de una mano con un ojo dentro

La inducción de sueños lúcidos a través de los sentidos (SSILD) es una técnica relativamente nueva, nacida en el 2011 en un foro de sueños lúcidos chino bajo el nombre de 太玄功 que se traduce literalmente a "una técnica muy misteriosa". Un nombre muy apropiado, ya que en el momento de su concepción nadie entendía el motivo por el que funcionaba, lo que no supuso un impedimento para su continuo desarrollo e impresionante éxito.

Según el autor, la técnica es fácil de aprender, muy efectiva y sigue proporcionando resultados de forma continuada incluso una vez se ha perdido el entusiasmo inicial que viene de la mano de la novedad. Es un método que ha sido pensado a prueba de torpes, no necesita de complicadas visualizaciones o de su adaptación a las características de cada individuo, tan solo has de seguir unos sencillos pasos prestablecidos 1 .

El componente principal de la SSILD es su ciclo, que consta de tres pasos:

  1. Atención en la vista: Cierra los ojos y observa la oscuridad dentro tus párpados, pero no los fuerces, tus ojos deberían descansar en las cuencas completamente relajados. Si no ves nada, es normal, nuestro único objetivo es concentrarnos en el sentido de la vista.
  2. Atención en el oído: Mantén los ojos relajados y desplaza tu atención hacia el oído. Si hay el silencio suficiente serás capaz de escuchar tus latidos, tu respiración... Si no es así, no importa en absoluto, también puedes prestar atención a sonidos externos a ti.
  3. Atención en el tacto: Dirige tu atención a distintas partes de tu cuerpo, busca sensaciones particulares como de pesadez o ligereza, de movimiento, el tacto de tu sábana, tu pulso, la temperatura, etc. Otra vez, no importa lo que sientas si no el hecho de que lo hagas.

La estimulación de tus sentidos acondiciona tu mente y cuerpo para un estado óptimo en el que los sueños lúcidos ocurren de manera natural. Hay que tener en cuenta e intentar evitar el típico error de esforzarse en exceso, no esperes que algo determinado pase o te concentres demasiado en la tarea, debe de ser algo cómodo y fácil de llevar a cabo.

Ahora que conocemos el ciclo, lo siguiente es asegurarnos de que dispondremos de suficiente tiempo de sueño esta noche, por lo menos unas ocho horas. Programa una alarma para que te despierte tras cinco o seis horas de sueño o aprende a despertar de forma natural al estilo de la técnica DEILD. Lo más probable es que no te funcione al intentarla nada más acostarte sin haber dormido antes, así que ni lo intentes.

Una vez te despiertes tienes que levantarte y aguantar despierto de cinco a diez minutos, ve al baño, bebe un vaso de agua, date un pequeño paseo o lo que sea, aunque intenta no despejarte demasiado. Después volverás a tu cama y te acostarás en una posición cómoda, preferiblemente en una diferente de en la que suelas dormir. Con esto queremos evitar que te duermas demasiado pronto pero, al igual que en la técnica WILD, si eres de los que les cuesta dormir seguramente te convenga más tu postura natural.

Harás el ciclo que hemos descrito rápidamente, a modo de calentamiento, en el que cada paso debería de durar muy poco, con unos pocos segundos bastará. Repítelo entero entre cuatro y seis veces antes de comenzar con el ejercicio principal.

Volveremos a realizar el ciclo solo que esta vez lo hacemos despacio y repitiéndolo al completo de tres a cuatro veces, en esta ocasión deberás dedicar unos treinta segundos a cada paso del ciclo. Gracias al calentamiento ya tendrías que estar comprensiblemente relajado y centrarte en tus sentidos debería serte bastante más fácil. Durante estos ciclos lentos es probable que te distraigas con pensamientos e imágenes aleatorios típicos de la fase hipnagógica, no intentes reprimirlos, tan solo no les prestes demasiada atención. Seguramente te dejarás llevar y de repente te darás cuenta de que ya no estas concentrándote en el ciclo, no pasa nada, tan solo empieza uno de nuevo.

Hemos terminado, vuelve a tu postura ideal y permítete quedarte dormido. No le des muchas vueltas y pienses en si funcionará o no, cuanto antes te duermas más posibilidades tienes de tener éxito. Ahora pueden darse distintas situaciones:

  1. Sufres una hipnagogia muy intensa, sensaciones que varían desde caer al vacío hasta lo más extraño. Cuando sientas esta hipnagogia es probable que ya estés soñando o que lo vayas a estar dentro de muy poco, no te alteres ni juegues demasiado con ella, se tan solo un observador y procede como con la VWILD.
  2. Un falso despertar, esta técnica es conocida por provocar muchos falsos despertares y muy realistas así que deberías de coger el hábito de utilizar tu tótem nada más levantarte después de practicar una SSILD. Ha habido casos de gente que, convencida de haberse despertado, se volvieron a acostar y continuaron con los ciclos dentro de un sueño.
  3. Un sueño lúcido inducido desde el sueño, cuando te duermes después de haber usado la SSILD sueñas con una mayor consciencia, es decir, hay más probabilidades de que ganes lucidez de forma espontánea dentro del sueño.
  4. Te despiertas, utilizas tu tótem y resulta que no estás soñando. No desesperes, aún tienes posibilidades. Vuelve a acostarte, haz unos pocos ciclos más y duérmete, con suerte se dará alguna de las situaciones anteriores.